Proveedor del año de eTC: Conitex Sonoco

Posted by Conitex Sonoco Team on Oct 1, 2019 11:03:22 AM

Estamos orgullosos de haber sido elegidos Proveedor del Año por el sitio eTextile Communications (eTC). En eTC, buscan brindar información sobre temáticas que afectan la industria textil global, y es un honor ser considerados los mejores profesionales de la industria.

EL PAQUETE COMPLETO: En 35 años, Conitex Sonoco evoluciona para convertirse en líder global como proveedor de la industria textil.

 

Escrito por: Devin Steele
Fuente: eTextile Communications

GASTONIA, NC: Desde sus austeros inicios aquí en 1982, Conitex Sonoco se convirtió en sinónimo de industria textil tras un recorrido lento pero seguro.

Y miren hasta dónde han llegado.

La compañía, que comenzó como un nuevo fabricante de conos de hilo para la entonces floreciente industria textil de Carolina del Norte y del Sur y de otras partes de EE. UU., se transformó en un grupo proveedor global de soluciones de embalaje con más de $250 millones en ventas y presencia física en 11 países de cuatro continentes.

Impresionante.

Pero la compañía no alcanzó este hito o magnitud por casualidad. Según cuentan sus funcionarios, ha crecido gracias al liderazgo y la visión del director ejecutivo José Luis Artiga, y del equipo ejecutivo que él armó en los primeros años (y que sigue en la compañía hasta hoy), además de los principios que inculcó desde los inicios. (Y, sí, principios que también perduran hasta hoy).

Los siguientes son algunos de esos valores: foco en el cliente, mejora continua, confianza y respeto, y altos estándares éticos.

Es a partir de esta clase de principios que se crean las historias. Al menos, desde el punto de vista fundacional.

Esos cimientos jugaron un papel crítico para que Conitex Sonoco encuentre las claves de la supervivencia y el éxito, comentan fuentes internas. Desde ya, la diversificación ha sido importante para que la compañía pudiera prosperar. Y los líderes también consideran que la expansión fue un ingrediente necesario, sin mencionar un deseo claro y un conjunto de estrategias para ser líder en su área.

La compañía, que por mucho tiempo fue un proveedor líder de conos y tubos de papel para la industria textil, con los años ha ampliado su repertorio de producción y ahora incluye palés de papel corrugado, recipientes para cinta de algodón y etiquetas para la industria textil, y bolsas a granel para otros sectores. Por todo esto, ahora se la considera un verdadero proveedor de soluciones de embalaje.

Por el liderazgo en el mercado mundial en sus áreas de experiencia y por los altos estándares y expectativas, calidad y servicio que ha establecido, Conitex Sonoco, que este año celebra su 35.º aniversario, ha sido nombrada Proveedor del Año de 2017 por eTC.

Echemos un vistazo a cómo lo lograron.

 

Construir bases sólidas

Alrededor de un año después de comenzar a operar, los socios que habían formado TexPack en España, José M.ª Artiga padre y Pere Valls, propusieron al hijo de Artiga, José Luis, para liderar su nueva planta de fabricación de conos en Gastonia. Artiga, cuyos padre y abuelo fueron pioneros en la fabricación de conos de papel para hilados, trabajó arduamente para demostrar que podía liderar y operar este nuevo emprendimiento cuando comenzó la reforma y ampliación de Conitex, que anteriormente era importador mayorista de insumos textiles a EE. UU., según cuentan en la compañía. Para hacerlo, se rodeó de un equipo fuerte de líderes que ha guiado el crecimiento y la diversificación de Conitex por más de tres décadas.

Entre estos líderes, se encuentra Michel Schmidlin, actual director de operaciones, que ingresó en la compañía en 1985. Con los conos de papel como primer producto, «trajimos un producto superior y una filosofía de atención al cliente que nos permitía hacer entregas en dos semanas, lo cual representaba un estándar sin antecedentes en la industria de ese momento», comentó.

Cuando comenzaron a verse grietas mínimas en la enorme infraestructura de la industria estadounidense a mediados de la década de 1980, Conitex comenzó a mirar hacia los mercados de oriente en desarrollo. Entonces, en 1987, abrió su primera planta fuera de Estados Unidos, en Taiwán, y Schmidlin fue el encargado de ponerla en funcionamiento.

En 1994, la compañía se expandió hacia la fabricación de tubos de extremo abierto y mandriles de cartón industriales. Estas incursiones en el mercado de tubos y mandriles captaron la atención de Sonoco, un gigante de la industria, y en 1998 los directivos de Conitex aceptaron la venta de un 30 % de las acciones a Sonoco para formar la empresa conjunta Conitex Sonoco. Como parte de este acuerdo, Conitex Sonoco adquirió plantas de fabricación de conos en Carolina del Sur, Grecia y México.

En la década de 2000, la compañía extendió su línea de productos y capacidades al agregar recipientes para cinta de algodón, palés de cartón corrugado y etiquetas. Luego, en 2012, la compañía se convirtió en uno de los pocos proveedores de bolsas a granel con plantas de fabricación y depósitos dentro de EE. UU. cuando adquirió BulkSak, Inc. de Malvern, Arkansas, donde fabrica contenedores flexibles intermedios para granel (flexible intermediate bulk containers, FIBC).

Durante la caída de la industria textil en EE. UU., la compañía se dio cuenta de que necesitaba diversificar su oferta de productos, comentó Schmidlin.

«Fue entonces que hicimos un poco de introspección y descubrimos que, en realidad, lo que hacemos es embalaje, lo que nos condujo a estas otras áreas, entre ellas, el negocio de palés innovadores y el de las bolsas FIBC», indicó.

Actualmente, la compañía funciona con cuatro divisiones: Conversión, Papel, Productos Flexibles y Adhesivos.

Michel-and-Alex

Michel Schmidlin, director de operaciones, y Alex Artiga, director de gestión de productos

En 2012, el hijo de José Artiga, Alex, comenzó a trabajar en la empresa después de desempeñarse varios años en la banca de inversión en Londres. Otros directivos principales de la casa matriz en EE. UU. son Joaquín Viñas, director financiero; David Monteith, vicepresidente de productos flexibles; Agustín Marín, vicepresidente de conversión; Igor Lisitsyn, director de mejora continua.

«Hubo un período en que la industria textil sufrió mucho en EE. UU., pero, como nos hemos expandido mundialmente, estamos orgullosos de haber podido mantener la base sobre la cual comenzamos, aquí mismo», cuenta Alex Artiga, que trabaja como director de gestión de productos en Gastonia. «Lo logramos gracias a que diversificamos nuestra oferta de productos, redujimos los costos e implementamos mejoras en nuestros procesos y maquinaria. Hemos podido mantener bajos nuestros costos para poder prestar servicios aquí. Seguimos siendo optimistas incluso hoy».

Con cerca de cien empleados en su planta de 103 000 pies cuadrados aquí, Conitex Sonoco fabrica sus conos y tubos textiles, y palés de cartón corrugado. Toda su maquinaria de fabricación de conos está patentada, y eso requiere contar con personal de ingeniería en Gastonia y en todas sus plantas, a fin de realizar el mantenimiento y mejorar los equipos.

«El diseño se hace en Barcelona, pero tenemos dos personas aquí que trabajan en la mejora continua de los equipos», dijo Schmidlin. «Y hay una estrecha interacción entre el grupo de I+D de España y los empleados de producción de aquí. Esa es una de nuestras fortalezas».

A nivel mundial, la compañía opera 13 plantas y emplea alrededor de 1200 personas.

Cuando se les preguntó cuáles creían que eran las claves de éxito de la compañía, Schmidlin y Alex Artiga dieron respuestas similares.

«Diría que ser los mejores en lo que hacemos», dijo Schmidlin. «Tendemos a ser el líder del mercado. Ofrecemos la mejor calidad de conos y tubos de papel para hilados. Somos líderes en la industria del cartón con respecto a la fabricación de grados de alta calidad para la industria de tubos y mandriles. Además, tenemos una filosofía de atención al cliente: entregar el producto correcto a los clientes en el momento oportuno y sin errores. Y, finalmente, diría que tenemos una organización muy eficiente y lineal. Eso nos ha ayudado a sobrellevar las recesiones y crisis que hemos vivido, particularmente en la industria estadounidense».

Alex Artiga agregó: «Haber mantenido nuestros valores originales de ofrecer productos de calidad y brindar el mejor servicio posible al cliente ha sido una parte muy importante de nuestro éxito. En ocasiones, ha sido difícil incorporar estos valores cuando abrimos plantas nuevas en países que quizá no pongan el foco en estas dos cosas. Sin embargo, siempre ha sido clave para nosotros asegurarnos de que implementamos esos valores donde fuera que operemos».

 

Buscar la excelencia

Como ya mencionamos, otra de las fortalezas es el liderazgo de José Luis Artiga.

Al respecto, Schmidlin dijo: «Es muy determinado y estratégico. Y administra una organización descentralizada. Confía en que las personas harán su trabajo. Formó un equipo de gerentes que son parte de lo que conocemos como “junta directiva”. Y este equipo de personas ha trabajado en conjunto durante más de 25 años, lo cual no es muy frecuente».

Alex Artiga ve a su padre desde un ángulo más cercano en lo personal y lo profesional.

«Lo que me parece único en mi padre es su intensidad para buscar la excelencia en todo y cómo admira y valora la excelencia», comentó. «No importa si se trata de fabricar un cono de excelencia o de cocinar, que es uno de sus pasatiempos. Es muy apasionado. Si ve algo que le gusta, puede hablar de eso por horas. Definitivamente, es muy determinado y orientado al cliente. De allí es de donde proviene nuestra cultura».

Esta búsqueda de la excelencia por parte de José Luis Artiga —y, por extensión, de la compañía— se traduce en productos de la mejor calidad, mencionó Schmidlin. Para explicarlo, tomó como ejemplo su producto fundacional, el cono de papel, en comparación con el plástico.

«La superficie afelpada es mucho mejor para el hilo que el plástico», dijo. «Se enrolla de manera muy suave. Y la superficie puede variar, de modo que puede ser áspera o muy suave, dependiendo del hilo que fabrique nuestro cliente. Además, el cono de papel no se quiebra en invierno, como el de plástico. Agregamos muchas características al cono, como la impresión. Se puede imprimir de incontables maneras en cuanto a los colores o diseños deseados. También tenemos características de configuración para los extremos. Por ejemplo, podemos eliminar el borde filoso del cono de la base, y eso permite que el extremo del hilo quede intacto para poder atar un paquete al siguiente sin tener un corte en la tela. La punta redondeada también es una mucho mejor, lo que permite un enrollado mucho más perfecto».

«Y algo que quizá no sea tan fácil de apreciar es que estos ajustes se implementan según especificaciones de cuartos de milímetro», agregó Alex Artiga. «De modo que unos cambios minúsculos pueden afectar la funcionalidad del rollo en la máquina. Eso impulsa nuestra necesidad de proporcionar una buena calidad constantemente, porque hasta una diferencia de un cuarto de milímetro no pasaría desapercibida. Y nosotros garantizamos el cumplimiento de las especificaciones. Si no pudiéramos hacerlo, nuestros clientes lo notarían en la eficiencia de sus máquinas. Y para nosotros, eso es importante».

«Haber mantenido nuestros valores originales de ofrecer productos de calidad y brindar el mejor servicio posible al cliente ha sido una parte muy importante de nuestro éxito», Alex Artiga, director de gestión de productos, Conitex Sonoco

La mayoría de los productos de la compañía, incluidos los conos y tubos, son hechos a la medida de los requisitos de los clientes, agregó Alex Artiga.

«Generalmente, debemos decirles a nuestros clientes qué es lo que necesitan», dijo. «Estudiamos su maquinaria y probamos diferentes conos para poder decirles qué producto funcionará mejor en esa maquinaria».

Hablando de su producto central, la compañía fabrica, aproximadamente, 1500 millones de conos y tubos por año en todo el mundo.

Además, Conitex Sonoco se considera una empresa socialmente responsable. A nivel mundial, todo el papel que utiliza está hecho de papel 100 % reciclado, indicó Schmidlin. Y, desde ya, esos productos pueden reciclarse una y otra vez, agregó.

Adicionalmente, el 1 % de los ingresos operativos de la compañía se invierten en actividades de responsabilidad empresarial y donaciones para las comunidades cercanas de los países en los que funciona. Esto forma parte de las actividades mundiales de la empresa para ayudar a alimentar a personas y familias necesitadas mediante el apoyo a bancos de alimentos locales como Bread Inc., Second Harvest Food Bank y Arkansas Food Bank. En lugares como Indonesia, distribuye alimentos y financia clínicas de atención médica gratuita para las aldeas que rodean su planta. En China, patrocina becas escolares para los niños, además de becas universitarias para los hijos de los empleados, organiza campañas de donación de sangre en cooperación con la Cruz Roja y patrocina cuidados para ancianos que viven en condiciones extremas.

 

Apoyo al movimiento «Hecho en Estados Unidos»

En la actualidad, la industria textil todavía representa cerca del 40 % de las actividades de Conitex Sonoco, de modo que sigue siendo una parte grande e importante de su actividad. Ahora que el movimiento «Hecho en Estados Unidos» comienza a tomar vigor, la compañía se enorgullece de su modelo de industria local para consumo local, especialmente en EE. UU., comentó Schmidlin.

"Nos enorgullece que los conos, tubos y palés que vendemos en EE. UU. son hechos en EE. UU.», Michel Schmidlin, director de operaciones, Conitex Sonoco

«En nuestra actividad, sería muy difícil prestar servicio a la industria con un plazo de entrega de una semana si no fabricáramos el producto en EE. UU. Nuestro producto es muy personalizado y, a veces, hacemos entregas dentro de dos días o para el mismo día, según se requiera. Los ciclos de nuestros clientes se han vuelto mucho más cortos, lo que nos exige ser más flexibles y poner énfasis en la entrega y el servicio rápidos».

Desde que comenzó el movimiento de repatriación de la producción, la compañía presenció un repunte de la inversión por parte de nuevos y antiguos actores del sector de la hilandería en EE. UU., lo cual es «una buena señal», agregó.

«Me gustaría agradecerle a la industria por su apoyo continuo», dijo Schmidlin. «Estamos muy agradecidos con todos los clientes principales de aquí. Trabajamos en conjunto con ellos desde hace muchos años. Tenemos una relación muy buena y les brindamos el producto correcto en el momento oportuno, cada vez. Y pienso que eso ha sido bueno para ambas partes».

«Seguiremos prestando servicio a la industria de la mejor manera durante muchos años más», agregó Alex Artiga.

 

 

Tags: Embalaje textil, sostenibilidad

Conitex Sonoco Team
ABOUT:

Conitex Sonoco Team

  • Previous Post

Comments

Subscribe to Email Updates

Recent Posts